AL FUEGO, EN FAMILIA







Hace exactamente un mes estuvimos disfrutamos en la casa de mis viejos de este riquísimo pollo al disco en familia. Estas comidas en salta son las que nos hacen sentir que esta va a ser siempre nuestra casa.

La velada arranca cuando alguno se dispone a hacer el fuego. Al rato ya está alguien más trayendo algo para picar, alguien más poniendo música, unos poniendo la mesa y un par mas trayendo lo necesario al fuego.








Es que cuando todos hacemos un poco de algo, el rutinario momento de comer se vuelve un evento familiar y todos aportamos a la magia del encuentro. Siempre pienso que cualquier cosa que cocinamos en el horno u hornalla puede hacerse al fuego, la diferencia está en que el fuego que arde llama, junta, reúne. Y aunque parezca complicado no es tan así, sólo hay que preveer un poco de leña y diario y esperar... Ir siguiendo los pasos del cocinero, agregando todos los ingredientes y observar como el fuego hace su trabajo... qué cosa linda presenciar todo el proceso!
Es verdad que hoy en día estamos mas acostumbrados a girar la perilla de gas y prender un fósforo para que se haga la magia, pero el truco de la familia reunida frente al fuego compartiendo un encuentro se hace solamente con leña. Esa es la verdadera magia.



Estas comidas son el combustible para toda la semana, en mi caso para varios meses de ausencia y desde esta última visita a Salta ya estoy con medio tanque. Por suerte no falta mucho para volver...


Celebren amigos y llenen el tanque para lo que queda del año. Al fuego y en familia.

Gracias por pasar!

Agus